En el ABC de 30 de diciembre de 1939 Francisco Casares firmaba un artículo sobre el arraigo de la imagen de la Dolorosa en el pueblo de Hellín. Por aquel entonces se le había encargado la copia de esta a Coullaut-Valera y se recogía la preocupación existente entre los hellineros por el parecido final con la obra original.


¡QUE SEA IGUAL QUE AQUELLA!

Los vecinos de un pueblo español han pedido a un escultor de fama que les reproduzca su Dolorosa, que fué destruida por los rojos. Esa Virgen de Salzillo. Una de las más bellas imágenes del famoso escultor. Y para que el artista a quien ahora se encomienda la difícil copia sepa y conozca bien cómo era la que desapareció, los vecinos, cada vez que le hablan, en grupo o individualmente, se echan mano a la cartera y sacan una estampa, una fotografía:
—Mire usted. Así era.
Y suelen añadir:
—Por lo que usted más quiera, no se deje llevar de su propia inspiración. Hágala igual, completamente igual. Si no, no la querremos.
Y alguno de estos peticionarios ha añadido:
—¡Ay, si yo fuera escultor! Porque la Virgen, nuestra Dolorosa, la veo ahora tal como era. Ninguno de Hellín—que éste es el pueblo—podrá olvidarse nunca de un solo rasgo de la imagen. La llevamos "dentro".
He aquí un ejemplo típico de cómo es España. Ninguno de Hellín podrá olvidarse. Hubo muchos que afrontaron el riesgo de llevar, por los caminos y los azares rojos, la estampa en la cartera. La quieren, otra vez, igual, tal como era. Y, sin embargo, gentes del mismo pueblo la "asesinaron". ¿Qué ola de locura se metió por comarcas y lugares? ¿Qué maldición de Dios cayó sobre las tierras de España para que fuese posible que los que aprendieron las primeras oraciones bajo una imagen, los que recibieron junto a ella las aguas bautismales, los que se casaron a los pies de su altar, pudieran un día llegarse hasta ella y, sin duelo ni temblores, la apuñalaran o la llevasen a la hoguera? Se les dijo, sin duda, que la Virgen era "fascista". Y la emprendieron a golpes, entre blasfemias y espumarajos de rabia, contra una obra maestra que, si en lo artístico no tiene precio, en su valor simbólico es nexo de conciencias, sutura moral de ilusiones y ufanías, denominador común de creencias y sentimentalismos.
Acude, ahora, a mi recuerdo, la impresión que me hizo ver en La Rábida un retrato de Colón, apuñalado. Sobre el lienzo se abría una tremenda brecha: la de un navajazo que manos rojas dieron al cuadro en los escasos días que Huelva estuvo en poder de los marxistas. Creyeron que se trataba de la efigie de un santo. Para los rojos no había historia, ni cultura, ni respeto. Colón no les decía nada, absolutamente nada. Las imágenes, tampoco. Ni siquiera en su valor artístico.
La ilusión de los que ahora quieren ver, de nuevo, a su Virgen, tal como era, le devuelve a uno, en cierto modo, la satisfacción de ser español. Porque en tanto quede en los espíritus una pequeña dosis—por corta que ella sea—de afición a los símbolos, de amor por lo que tiene rasgos tradicionales, estaremos salvados. Los que "asesinaron" a la Dolorosa de Hellín eran los locos, los contaminados. La minoría, en suma. Los más y los mejores son estos que reclaman que la imagen sea igual que la otra, los que la llevaban en su cartera, afrontando el peligro de registros y la seguridad dramática de las represalias, los que, en fin, dicen que quisieran ser ellos mismos escultores porque, entonces, no tendrían duda de emprender la copia, ya que la imagen, tal como presidió durante el paso de sucesos, hombres y generaciones, la vida del pueblo devastado, "la llevan ellos dentro".

FRANCISCO CASARES

FUENTE: Hemeroteca de ABC

Los días 22 y 23 de junio de 1927 se celebraba en la Audiencia de Albacete el juicio contra Generosa López por matar de una cuchillada al que había sido su novio, Rafael Montoya, durante un baile de Carnaval. Tanto la noticia del suceso como la del juicio tuvieron bastante repercusión y fueron tratadas en varios diarios nacionales y provinciales. Finalmente, Generosa sería condenada a 12 años y un día de prisión (pena que habría de cumplir en la Prisión Central de Mujeres de Alcalá de Henares) y al pago de una indemnización de 5.000 pesetas a los herederos de Rafael.

Así lo contaba el diario Defensor de Albacete:

Vista de la causa contra Generosa López

Generosa López es aquella mujer que en un baile de máscaras de la ciudad de Hellín, asesinó a su amante. Fué un crimen de celos, de venganza de amor, un crimen pasional.
El amor ha sido siempre el que ha tenido lugar preferente entre las causas generadoras de la criminalidad femenina.
Siendo el temperamento femenino muy sensible, muy afectivo, muy emotivo y siendo la preocupación amorosa, la principal preocupación de la mujer, cuando la pasión se intensifica, los celos y la infidelidad amorosa suelen conducir al crimen.
Hace falta, naturalmente, que haya en el autor del crimen, una psicología temperamento con gérmenes de morbosidad criminógena, pues cuando esto no ocurre el ímpetu pasional, suele conducir otros estados patológicos especiales.
Generosa López es la mujer seducida primero, y abandonada y, despechada después.
Es la victima del seductor, quien por su conducta hizo estallar en aquella el impulso vindicativo que armó su brazo con el cuchillo homicida. 
Las mujeres, sin embargo, por regia general, no delinquen para sus venganzas amorosas; se contentan con desdenes o a lo sumo con la difamación. Es frecuente también en ellas el suicidio.
Pero la mujer abandonada que mata tiene temperamento muy distinto a la que se mata. El análisis o comentario de esta afirmación nos llevaría demasiado lejos.
Recuerdo ahora que en un libro reciente del Doctor Juarros, dice su autor que la generalidad de los autores de crímenes pasionales, ignoran la pasión. Juarros, ha repetido que amar no es sacrificar sino sacrificarse, que en el amor lo fundamental es amar; y el crimen pasional viene ser así algo más patológico de lo que aparecía.
Lo cierto es que el amor por sus efectos acaba muchas veces por parecerse al odio que es pasión viva y que cuando nace, nace también con él la posibilidad del drama.
Generosa López ocupa el banquillo, un anticuado Código que hable de géneros y figuras de delito para tasar la justicia, parece como avergonzado ante la conciencia de unos jueces buenos que luchan por armonizar la justicia ideal con las hipótesis de la ley.

COMIENZA EL JUICIO 

A las once media comienza la sesión del juicio oral. El Tribunal de Derecho lo componen los señores León, presidente; Panero, Pérez Martínez, Gil de Tejada y Fernández Álvarez.
Asiste en representación de la ley el abogado Fiscal señor Bris y defiende a la procesada el letrado señor Maestre.
La procesada es de baja estatura, viste con sencillez y humildad, su aspecto no es el de la hembra arrogante y bravucona, sino el de la mujer cansada, consumida, ¡una pobre mujer!

CALIFICACIONES PROVISIONALES

El escrito de calificación fiscal que firma don José Gómez Barberá, dice.
Que en la noche día 7 de Marzo último, Generosa López Selva, soltera, de 23 años y vecina de Hellín, se presentó en el baile de máscaras que se celebraba en el teatro de dicha ciudad, con disfraz y cubierta la cara y situándose cerca de la línea por donde los hombres paseaban, cuando llegó a ella Rafael Montoya con quien había tenido relaciones íntimas desde hacía más de seis años y fué abandonada por su amante inopinadamente y sin que el Montoya pudiera apercibirse de la agresión ni mucho menos defenderse, le asestó en la parte izquierda del tórax una cuchillada que seccionando la vena pulmonar izquierda le ocasionó la muerte instantánea, siendo detenida la agresora, que conservaba en la mano el cuchillo ensangrentado.
Consta además que en días anteriores la agresión, la Generosa se proveyó de un cuchillo de los que usan para degollar cerdos, con la idea preconcebida de realizar la agresión.
El hecho lo califica de asesinato considera, como autora por haberlo ejecutado directamente, a la procesada.
Concurren como circunstancias en el hecho y en la autora, la 1.ª del artículo 418 del Código Penal que cualifica la agresión y obliga a definirla como asesinato con la agravante de premeditación, 7.ª del artículo 10, y la atenuante de estímulos poderosos que producen arrebato y obcecación.
Se pide la pena de reclusión perpetua y que se condene indemnizar a los herederos del finado con cinco mil pesetas.
El escrito de defensa, que firma el letrado señor Domingo, sostiene que el Rafael Montoya había lanzado amenazas de muerte contra la procesada, que esta le acometió influenciada por el temor de las amenazas y que la agresión fué de frente y en sitio lleno de gente radiante de luz, negando la existencia de la alevosía.
Califica el hecho como delito de homicidio y alega la eximente de miedo insuperable y atenuante de arrebato, reconocida por el Fiscal.
Pide la absolución y alternativamente la pena de seis y años un día de prisión correccional.
Como se ha visto, en las calificaciones se ha tenido en cuenta la aplicación del articulo 96 del Código que modifica las penas que han de imponerse atendiendo al sexo de la procesada.

LA DECLARACIÓN DE GENEROSA

A preguntas del señor Fiscal, afirma que tuvo relaciones íntimas con el finado. Niega que tuviera propósito de matarlo.
F.—No fué usted comprar un cuchillo casa de Zafrilla?
P.—Sí, señor.
F.—Encargó usted que le hicieran una funda?
P.—Si, señor.
La procesada cuenta que en alguna ocasión le había Rafael amenazado de muerte.
F.—No es verdad que la noche de la agresión iba usted con un antifaz disfrazada con una sábana?
P.—Sí señor, pero él me conoció.
Cuenta después que se quito el disfraz al verlo caer herido y a preguntas minuciosas va afirmando los detalles de la agresión.
La defensa interesa la lectura de una declaración, a lo que no accede la presidencia, por no estar propuesta en la prueba.

LA PRUEBA

Comparecen los testigos presenciales, que no aportan detalle alguno que modifique el estado del sumario, contestan brevemente y en forma un poco imprecisa, ninguno de ellos observó nada hasta el momento de efectuada la agresión.
Al testigo Rafael Marín pregunta el Fiscal.
F.—¿Observó usted, si el finado hizo algún acto de amenaza la procesada antes de la agresión?
T.—No señor, no observé que el finado hiciera acto alguno de amenaza.
Otro contesta preguntas de la defensa que en los bailes de Hellín, es costumbre que en los intermedios las parejas vayan paseando por el salón.
Otro dice que en la forma por la proximidad de la procesada en el momento de agredir no fué posible evitarlo.
La declaración más extensa la hace el médico don Francisco Gaspar, que habla de que en ocasiones distintas la procesada entregaba cantidades dinero al Rafael, constándole por haber estado de sirviente en su casa la procesada.
La hermana de Generosa declara para decir que unos días antes de Carnaval, estuvo el finado en su casa y se entrevistó con su hermana, llegando en esa entrevista a amenazarla, ante la pretensión de Generosa de que viviera otra vez con ella.
Informa después el médico forense don Enrique Cano, que se ratifica en el informe de autopsia.
F.—¿Cree el perito que por la forma dela agresión podía defenderse el finado?
P. M.—Creo que no pudo defenderse.
La defensa interroga sobre un reconocimiento hecho en la cárcel a la procesada por padecer o presentar algunas manchas en la piel y el médico afirma que eran de poca importancia, sin que pueda afirmar que eran efecto de alguna enfermedad sifilítica. Terminada toda la prueba, el Presidente suspendió la vista para continuarla mañana.

La causa de Hellín

Hoy ha terminado la vista de la causa contra Generosa López.
El señor Fiscal ha modificado sus conclusiones, formulando las siguientes como definitivas:
«En la noche del 6 al 7 de Marzo último y hallándose en el Teatro de Hellín la procesada Generosa López Selva, joven de 23 años que durante seis años hizo vida marital con Rafael Montoya, viviendo una hija de esta unión, encontró a referido Rafael en el baile que en dicho local se celebraba, y obcecada por verse abandonada de su amante y por las recientes negativas del mismo a vivir nuevamente con ella, acometió al referido Montoya, con un cuchillo, hallándose próxima y de frente a él, produciéndole una herida incisa que penetrando a1 nivel del segundo espacio intercostal, le causó la muerte.
El hecho constituye un delito de homicidio del artículo 419 del Código Penal.
Es autora la procesada.
Concurre la circunstancia atenuante 7.ª del artículo 9.º, o sea, la de haber obrado la procesada por estímulos tan poderosos que naturalmente le produjeron arrebato y obcecación. Procede imponerle la pena de doce años un día de reclusión temporal».
En apoyo de sus respectivas conclusiones, han informado el Abogado Fiscal señor Bris y el letrado defensor señor Maestre.
El juicio ha quedado concluso para sentencia.

Del 26 al 9 de marzo se abre el periodo de inscripción para una nueva lectura de los Clubes de Lectura Virtuales de Castilla- La Mancha. Las lecturas comenzarán el día 1 de marzo y serán las siguientes:



  • Club Letras Rojas: "La sustancia del malde Luca D’Andrea.
  • Club Leolo: "All for Love", de Jenny Robson.


También estás a tiempo de participar en la lectura compartida del Club Alonso Quijano: "Ficciones" de Jorge Luis Borges.

Puedes ampliar la información en http://clubesdelectura.castillalamancha.es/




Nuevas Novedades en la Red de Bibliotecas de Hellín en el mes de Febrero de 2018

Los lunes, en los Expositores de  #Novedades, se pondrán los títulos de la semana en cada una de las bibliotecas y los viernes se podrán llevar en préstamo.

Todos los lunes podéis consultar nuestro blog con las novedades de cada semana.

Esta semana las #NovedadesBiblioRed son:

Disponibles el 2 Marzo:



Disponibles el 23 de Febrero:




Disponibles el 16 de Febrero:



Disponibles el 9 de Febrero:





La Fundación Iniciativas de Futuro de UGT ha incluido dentro de su programación de Formación Profesional para el empleo, subvencionado por la Junta de Castilla-La Mancha para el año 2018, los cursos “Turismo Cultural" y "Dinamización Turística del Patrimonio”.

Los cursos, que se desarrollarán en Hellín en el marco del “Año Europeo del Patrimonio Cultural” y del 20 aniversario de la declaración de las pinturas rupestres de Minateda como Patrimonio Cultural de la Humanidad, tienen como objetivo aportar herramientas imprescindibles que permitan aprovechar la herencia cultural del territorio y convertirla en un activo capaz de mejorar la calidad y competitividad turística.

Se ofrecerá una formación especializada a profesionales en activo del sector turístico y de la cultura y a todas aquellas personas interesadas en fomentar un turismo cultural de calidad que preserve la identidad y el patrimonio local y contribuya al desarrollo económico y social del territorio.

Los cursos son gratuitos y comenzarán cuando se complete el número de alumnos.

Toda la información sobre estos cursos está disponible en la web https://iniciativasdefuturo.org/formacion/ab y llamando al teléfono 967 225 236




Manuel Guijarro editó Las mujeres españolas, portuguesas y americanas entre 1872 y 1876, situándose en la tradición de las colecciones costumbristas de finales del siglo XIX en las que se describen tipos populares y actitudes, comportamientos, valores y hábitos comunes de las mujeres de cada una de las provincias de España, Portugal y Américas españolas. En ella colaboraron los principales escritores y pintores de la época, prologados por Cánovas del Castillo.

La redacción del capítulo dedicado a La mujer de Albacete corría a cargo de Francisco Pérez Echevarría. Tras una somera descripción de la geografía de la provincia y de una particular visión de la mujer según la Poesía, la Filosofía o las Sagradas Escrituras nada menos, se intenta establecer un perfil tipo con frases como «el socialismo no ha herido todavía las fibras delicadas de las mujeres de Albacete» o «las mujeres de Albacete no comprenden las deliciosas ventajas de la poligamia, de la promiscuidad y del mormonismo». Prosigue el autor afirmando que «en las mujeres de Albacete no hay travesura, no hay gracejo, no hay locuacidad; en una palabra, la mujer de Albacete no tiene esa volubilidad y estudiado coquetismo, tan propio de las ardientes morenas del Mediodía».

A continuación el autor hace un inciso para hablar de las peculiaridades de las hellineras:

Y aquí vamos á hacer alto para ocuparnos del tipo de mujer más saliente que tiene la Provincia de Albacete. Nos referimos á la hellinera.
Hellín es uno de los partidos judiciales y administrativos de la Provincia, con campo feraz, minas de azufre, aguas termales y salinas. Es un pueblo rico y animado, al que prestan mayor realce la belleza y donosura de sus mujeres.
Seguimos hablando de las mujeres del pueblo, pues ya hemos dicho que en la clase acomodada no hay diferencias que las distingan entre sí.
La hellinera, generalmente, es de belleza más acabada, de facciones más animadas, de ojos más vivos, de imaginación más penetrante, de alma más apasionada que el resto de las mujeres de la Provincia de Albacete.
Su atavío es vistoso y halagador. Su traje de gala se diferencia de los demás trajes de la Provincia. Compónese de mantilla de raso ó sarga con cinta ancha de terciopelo, pendientes ó arracadas grandes de oro ó plata, corpiño de terciopelo ó seda bordado, pañuelo, saya de lana, también guarnecida, media blanca y zapato descotado. El peinado se reduce á dos trenzas recogidas en las sienes y una ancha castaña brillante y abierta, que casi descansa en la espalda. El efecto que producen las hellineras engalanadas de esta suerte no puede ser más agradable, principalmente en días de regocijo popular ó en las corridas de toros. Los brillantes colores de su traje forman armonioso contraste con el vivo carmín de sus mejillas, y la vida y la animación y el placer, brotan poderosos de sus rasgados ojos negros ó garzos. Las mujeres de Hellin, lo repetimos, son las únicas que tienen fisonomía propia en la Provincia de Albacete. Su tipo se confunde con el murciano: y si alguna diferencia existe, es que la hellinera conserva con más pureza los rasgos especiales de la raza árabe.

Acompaña a esta descripción una lámina con dibujo de Manuel Castellano litografiado por P. Serrallonga.

FUENTE: Hispana


Sinesio Delgado fue un prolífico escritor y periodista que se propuso elaborar una especie de guía descriptiva de la España de finales del siglo XIX. La empresa habría de llevarle 4 años recorriendo la geografía española (por provincias en orden alfabético), acompañado por el dibujante Ramón Cilla. Las crónicas se iban publicando en el semanario Madrid Cómico, del cual era director. Pero el desinterés de los suscriptores por su obra y problemas de salud le hicieron abandonar prematuramente esta labor, completando solo las provincias de Álava, Albacete, Alicante, Almería, Ávila, Badajoz, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cádiz y Castellón. Con el título de España al terminar el siglo XIX: apuntes de viaje 1897-1900 se publicaron como obra inacabada en el número 775 de Madrid Cómico, último número editado bajo su dirección.


Encontramos, en el capítulo dedicado a Abacete, el relato de dos jornadas en Hellín, con descripciones de la llegada en tren, monumentos, industria, gentes, imaginería y Semana Santa. Y todo ello ilustrado con fotos y dibujos de Cilla. A continuación transcribimos el texto correspondiente a Hellín, recordando antes un párrafo del prólogo de esta obra.

Y cuando, pasados los siglos, los curiosos encuentren estos insignifi­cantes apuntes en los puestos de libros viejos o en los rincones de las guardi­llas, surgirá ante sus ojos, palpitante y viva, la generación presente con sus tipos, sus y trajes, sus costumbres, sus viviendas, sus monumentos, los campe­sinos labrando la tierra, los obreros trabajando, las fábricas, teclas las manifestaciones de la vida in­telectual y material, la industria, el comercio, las artes, los medios de locomoción y de transporte, los cantos populares, las tradiciones, las fiestas públicas, la intimidad de los hogares, las leyendas, la ale­gría y el dolor, las virtudes y los defectos.


IX

El tren correo entra bordeando una barriada de Hellín á medianoche. Se ve la población, espléndida y profusamente iluminada por la luz eléctrica, tendida en un ribazo, coronada de esplendoroso nimbo como un paraíso abandonado.

Las huríes de hermosura excepcional, orgullo de 1a provincia, duermen el sueño de los justos.

Dista la villa de la estación más de un kilómetro, y todo el trayecto, por una buena carretera, se hace bajo la iluminación de potentes focos que dan al camino cierta novedad y fantasía. No de otro modo estarán alumbrados los senderos del cielo de Mahoma, donde es sabido que esperan al viajero bellísimas mujeres de ojos brillantes y undosos cabellos negros como el azabache.

Pensando ¡ay! en ellas cruzamos una porción de calles solitarias y silenciosas y nos dormimos poco después, cómodamente instalados, en la patria de Perier, Macanaz y el general Cassola.

Es Hellín una de las principales poblaciones, tal vez la principal, de la provincia de Albacete, incluyendo la capital misma. Desde la torre de la ermita del Rosario se domina la gran extensión de terreno que ocupa con sus casas de color de tierra, que le dan cierto tinte de tristeza monotona, y se adivina, por la hermosura de la vega murciana que se extiende allá abajo y por la frondosidad de los montes que se adivinan en la lejanía la imponderable riqueza de su término.

Efectivamente, en las riberas del río Mundo, célebre por la cascada que en la montaña de Alcaraz constituye su origen, y que á corta distancia de Hellín une su caudal al del Segura para fertilizar juntos la huerta murciana, en esas riberas, digo, se encuentra, en asombroso conjunto, la flora de todos los países. Las palmeras del Mediodía al lado de los pinos del Norte, los nardos junto al maíz, los olivos entre las viñas, las chumberas festoneando los campos de trigo, y toda clase de árboles de riquísimos frutos esparcidos en huertas, prados y jardines.

No hace muchos años, cuando las difíciles circunstancias económicas por que que atraviesa la Nación no habían secado ó empobrecido las fuentes de riqueza, la producción del esparto en el término de Hellín era tan grande que hubo temporada en que produjo al Ayuntamiento 70.000 duros el beneficio de este vegetal en los montes municipales. Por ahí pueden calcularse las proporciones que alcanzaría la explotación.

Notable es esta ermita del Rosario desde cuya torre estoy enterándome de la topografía.

Fundada muchos siglos hace, utilizada por los moros como mezquita, créese que aprovecharon después el templo los muzárabes, y hoy, blanqueada, restaurada y limpia, parece acabada de Ievantar junto á las ruinas del castillo, del que no quedan más que unos cuantos paredones que apenas bastan á dar idea de la fortaleza de otros tiempos.

Se guardan en la ermita los pasos de Semana Santa, entre ellos algunas buenas esculturas de Zarcillo, descollando una Dolorosa al pie la cruz, de indudables belleza y mérito. A su lado figuran una imagen de la samaritana al pie la cisterna, con la jarra en la mano y vestida ¡ay! con un elegantísimo traje á la Pompadour, costeado, sin duda, en la época de la propia Pompadour por un católico ferviente, y un sayón de los que van azotando á Cristo, con casco, celada, armadura y vestimenta del Gran Capitán nada menos.

A la bajada del castillo, con la fachada principal en la Plaza Mayor, está la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, hermoso templo de gusto ojival echado á perder con blanquete, como casi todos los monumentos españoles, y al cual da acceso una escalinata de piedra que salva el declive del terreno.

En esta plaza está la casa-ayuntamiento, con un salón de sesiones recién construido y adornado con una elegante severidad que encanta y suspende, y adosado al edificio está. el parque de bomberos, modelo de aseo, de orden y... de precaución. Todos los trajes, colgados en sus correspondientes perchas, son flamantes; los instrumentos brillan de puro limpios y los aparatos de salvamento, cuidadosamente conservados, pueden empezar á funcionar sin tropiezo en el momento preciso.

Más abajo, casi en las afueras, se ven los restos de un teatro monumental que pretendieron levantar los hellineros para su esparcimiento y solaz durante las ferias, única época del año en que suelen caer por allí compañías trashumantes. Dios castigó su audacia no permitiendo que se concluyeran las obras, y el edificio se desmorona lentamente sin que en su recinto haya retumbado un solo ripio del moderno ni del antiguo repertorio.

Más allá se está edificando, con fondos reunidos por suscripción popular, una magnífica casa-asilo capaz de contener en sus salas la mitad de los habitantes de la villa; precaución laudable, pero, afortunadamente, inútil, puesto que son ellos, activos y trabajadores y saben sacar producto al pedazo de suelo que les deparó la fortuna.

Por último, en el camino de la estación se alza una amplísima plaza de toros, donde se echa la casa por la ventana durante las fiestas haciendo trabajar á las estrellas del arte taurino. No hemos podido presenciar corrida alguna; pero, según informes de personas de buen gusto y dignas de crédito, es verdaderamente maravilloso el aspecto del circo en los momentos solemnes... por la apiñada multitud de mujeres bellísimas, que realzan su hermosura con lo mejor del cofre.

X

Y sí son de veras guapas, y frescas, y arrogantes mozas las hembras de Hellín.

Viéndolas se comprende la atmósfera de entusiasmo que corre por toda la provincia y la pecaminosa admiración con que de ellas se habla en todas partes.

Altas, esbeltas, elegantes, con ojos muy grandes y muy negros, el color cetrino, la nariz aguileña, los cabellos abundantes y aterciopelados, majestuosas en la marcha, incitantes en la mirada, provocadoras en la sonrisa, todas parecen cortadas, por un mismo patrón, por el patrón que usa Dios para sus criaturas predilectas.

¡Ángeles míos! Es decir, míos, no, desgraciadamente. Ni de Cilla tampoco, me consta.

Porque hemos podido en un café servido por camareras, acompañados ¡eso sí!, y dicho sea en descargo de nuestras conciencias, por las personas más importantes de la localidad, que, según espontánea confesión, no acuden allí por las chicas, sino con fines más artísticos y loables. Efectivamente, en un tabladillo, levantado en un rincón del establecimiento amenizan las veladas un tenor cojo que además de la cojera tiene una voz de primer orden que para sí quisieran algunos artistas de zarzuela grande, y una modesta tiple, que le acompaña como puede buenamente, no en la cojera ni en la voz, sino en las canciones más en boga. Días antes de llegar nosotros había funcionado en el mismo coliseo otra muchacha dedicada exclusivamente á lucir todos los trajes de mallas inventados hasta la fecha. Pero las personas formales, que no iban por las camareras tampoco habían ido por las mallas, sino por la voz dulcísima y bien timbrada del cojo.

Para quitar á ustedes el amargor de boca hablaremos del cáñamo. Entre col y col bueno es poner una lechuga.

Seré breve.

El cáñamo, una vez seco, se arranca: se desgrana la espiga, separando los cañamones, y hechos los haces, se les sumerge en balsas á propósito con objeto de que se pudran. Estas balsas, como es de suponer, despiden un olor característico, que no es parecido al del ámbar y que levanta en alto.

Cuando se calcula que está en su punto la podredumbre, se saca de las balsas y se pone á secar. Luego se le quebranta machacándole por medio de unos sencillos aparatos compuestos de mazas y tablones, y en seguida se desfilacha y carda convenientemente.

Convertido en estopa, queda dispuesto para hilar, y ésta es la operación más curiosa é interesante.

Una rueda giratoria, movida generalmente por un muchacho, pone á su vez en movimiento, por medio de una correa que hace dar vertiginosas vueltas á un carrete, una espiga de metal unida al carrete mismo y á la cual se atan los primeros filamentos. El ó la que hila, con gran cantidad de cáñamo rodeado á la cintura, va andando hacia atrás y soltando estopa en la medida exacta y proporcionada. al tamaño de la cuerda que se fabrica, estopa que queda convertida en hilo gracias á la rápida rotación de la espiga del carrete. Causa pena ver en los extensos cobertizos á los pobres hilanderos, hembras y varones, encorvados, silenciosos, marchando acompasadamente hacia atrás por los senderos grabados en la tierra por generaciones de obreros.

Pero sin bramante y sin maromas no se puede vivir, y es preciso que alguien los haga.

Las tradicionales fiestas de Semana Santa en Hellín, de remoto origen que se ignora en absoluto, se celebran de un modo estruendoso y desconocido en el resto de la cristiandad.

Ello es bien sencillo. Todo el mundo tiene un tambor y todo el mundo lo toca, sacando fuerzas de flaqueza, si es menester, porque el quid de la gracia está en hacer más ruido que el vecino. Así, mientras la Iglesia conmemora y celebra los misterios de nuestra redención, millares de personas, repiqueteando desaforadamente en los descomunales parches, ensordecen la población y atruenan las cercanías con redobles verdaderamente espantosos.

Es también curioso el espectáculo de los nazarenos que recorren en tan solemnes días las calles, repartiendo á diestro y siniestro caramelos cilíndricos, de fabricación especial, propia de Hellín.

A tal punto ha llegado esta costumbre de repartir caramelos que, según dicen, ha habido año en que los confiteros han vendido quinientas arrobas sólo en Semana Santa...

Hemos terminado la excursión á Hellín con una visita á la frondosa huerta del juez municipal. Nada puede pedir allí el gusto más refinado, en punto á frutas, que no le ofrezcan y sirvan inmediatamente.

Hay, sobre todo, unos higos de distintas clases que convidan al atracón peligroso.

¡Qué higos, María Santísima, los de la huerta del juez!

¡Y qué hijas las del propio cosechero!

¡Dios se las conserve!
C.L. "Los Donceles" de Agramón

«Una noche que estábamos cenando, en un momento en que las chicas se levantaron para bailar, Hanussen me dijo con una de esas sonrisas en las que apretaba los dientes y levantaba las tupidas cejas:

-¿Sabes? Hitler quiere conocerme.»

José Ortega es un periodista español destinado en el Berlín prehitleriano con la misión de informar sobre el convulso panorama político alemán. Allí será testigo de las hazañas de Eric Jan Hanussen, un mentalista cuyas predicciones lo convierten en una de las grandes estrellas del mundo del espectáculo de la época, en multimillonario y, de forma sorprendente, en uno de los principales apoyos del partido nazi, llegando a entablar estrechas relaciones con personalidades como Goebbels, Göring y hasta el mismísimo Hitler.
Sin embargo, Hanussen esconde un secreto que lo pondrá en un serio compromiso con sus nuevas amistades, que amenazará su reputación y hasta su vida.
Gervasio Posadas nos sumerge en la Alemania de los años 30 con un magistral estilo narrativo y nos descubre una cara desconocida de la historia del nazismo, el retrato de un personaje real que en la sombra llegó a manejar los hilos de la maquinaria hitleriana y que predijo su llegada al poder.

Próxima sesión: Miércoles, 14 de febrero
Lugar: Biblioteca de Agramón
Hora: 16:00h.

ADIVINA CUÁNTO TE QUIERO
de Sam MCBRATNEY, ANITA JERAM

Kókinos
Álbum ilustrado
Recomendado de 3 años
Disponible en castellano:
Biblioteca Infantil de Hellín, Agramón y Mingogil

"A veces, cuando queremos a alguien mucho, mucho, intentamos encontrar el modo de describir el tamaño de nuestros sentimientos. Pero como nos muestra esta maravillosa historia, el amor no es algo fácil de medir".

Fuente: Kókinos

Los hechos tuvieron lugar en 1927. Fue en el Teatro Principal de nuestra ciudad, durante la celebración de un baile de máscaras. Generosa López, de 20 años, mató con un cuchillo a su novio Rafael Montoya, de 23, al no haber cumplido este su promesa de casarse con ella. Numerosos diarios se hicieron eco de esta luctuosa noticia. Destacan las crónicas de El Liberal de Murcia (9/3/1927) y del Diario de Córdoba (10/3/1927) y que pasamos a reproducir:

Una joven mata a su novio de una puñalada, en un baile de máscaras

En la madrugada de hoy, cuando más animando estaba el baile de máscaras celebrado en el Teatro Principal de esta población, ha ocurrido un sangriento suceso.
La joven de 20 años, Generosa López Selva, vestida de máscara, buscó a su novio Rafael Montoya, de 23 años, el cual le había abandonado dejándole dos hijos y ante sus ruegos o amenazas le ofreció casarse con ella al regresar de cumplir sus deberes militares.
Cumplidos éstos, Rafael regresó al pueblo, no recordó su ofrecimiento, y si su novia le recordó algo, no le hizo caso, y se dedicó a hacerle el amor a otras mujeres.
Hoy fué a buscarle al baile para rogarle nuevamente no le abandonase, encontrándolo bailando con otra mujer vestida de máscara.
Generosa, ciega de ira, sacó un cuchillo y se lo clavó en el pecho, cayendo muerto en el acto.
La confusión que produjo fue enorme, el público se atropelló por salir, pero la agresora con sangre fría entregó el cuchillo a la Policía, que prestaba sus servicios en el local y se dispuso a ir detenida, quitándose la careta y diciendo que ella no hacía nada contra nadie, pues aquí lo había hecho para escarmiento de los hombres sin conciencia y faltos de memoria.

El Liberal de Murcia (9/3/1927)

El crimen de una mujer


Hellín, pueblo manchego que tiene fama por la hermosura de sus mujeres, ha sido teatro de un drama pasional, no por desdeñado como idea temática por los dramaturgos contemporáneos, indigno de atención para los sociólogos y los legisladores como problema vivo en las relaciones del amor actual.
Mientras anden sueltos los hombres «guapos­» y a las mujeres ­«seducidas» les cierre la conciencia pública las puertas de la compasión para no dejarlas en la pública plazuela de los repudios, ale­teará el drama pasional armando las ma­nos para el crimen o arrastrando a las almas al encanallamiento de la vida amargada, sin moral y sin fe.
Copiamos de la sección telefónica de nuestro numero de ayer:
«Albacete.—Se han tenido noticias de un trágico suceso ocurrido en Hellín, la noche del baile de Piñata.
La joven de veinte años Generosa Ló­pez Silva se dirigió, disfrazada, al Teatro Principal, donde se celebraba un baile, y buscó a su novio, Rafael Montoya, de quien tenía un hijo.
Rafael la había prometido en diferen­tes ocasiones casarse, pero jamás lleva­ba trazas de cumplir el ofrecimiento.
Generosa López le pidió que renovara su promesa y como él se negara a ello, lo acometió con un cuchillo y le produ­jo una herida en el pecho, que le causó la muerte en el acto.
La agresora fue detenida».
El telefonema suscita un amplio y conmovedor comentario. No vamos a volcar sobre él un torrente de literatu­ra condolida y sentimental.
Desdichado el hombre que sucumbe acuchillado por la madre de su hijo. In­fortunada la joven mujer que salta del amor a la cárcel dejando tirada, inocente y sola, a una criatura.
Hemos glosado el telefonema por in­clinación humana y piadosa hacia un orden de cosas mejor.
Generosa López, la madre homicida, ha matado.
¿Por qué?
Hay una respuesta abrumadora, que casi la exime de la tremenda culpabi­lidad.
Leyes nuevas y una moral social más severa y a la vez más humana, deberán borrar después de un crimen toda ra­zón absolutoria y antes del crimen todo móvil justificador.

Joaquín P. Madrigal 
Diario de Córdoba (1/3/1927)

La Red de Bibliotecas de Hellín ha organizado en sus bibliotecas diversas actividades para celebrar El Carnaval.

Actividades y Horarios:

Biblioteca de Hellín: Taller Manualidades
Jueves, 8 de Febrero. 18.00 h.

Biblioteca de La Estación: Taller Manualidades
Viernes, 9 de Febrero. 17.00 h.

Biblioteca de Isso: Un Carnaval de Cine
"Piratas del Caribe. La venganza de Salazar"
Viernes, 9 de Febrero. 17.30 h.

Biblioteca de Agramón: Taller de Máscaras
Viernes, 9 de Febrero. 17.30 h.

Biblioteca de Nava de Campaña: Taller de Máscaras
Jueves, 8 de Febrero. 17.30 h.

Biblioteca de Mingogil: Taller de Máscaras
Sábado, 10 de Febrero. 11.00 h.


¿Qué es Biblioteca Solidaria?


"Biblioteca Solidaria” es un programa de voluntariado cultural que se desarrolla en la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla-La Mancha, impulsado por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de Castilla-La Mancha, al que se adhirió el Ayuntamiento de Hellín en mayo de 2017.


Las bibliotecas públicas son centros básicos para el desarrollo social y cultural de los ciudadanos.  Son espacios abiertos a todas las personas, sin distinción de edad o condición social o educativa, centros para el aprendizaje, el ocio creativo y un acceso sin límites a la información y al conocimiento.

Las bibliotecas públicas tenemos la obligación, como servicios públicos que son, de intentar llegar a todos los ciudadanos, pero los recursos públicos nunca son suficientes para que los servicios culturales lleguen a toda la comunidad y muchos ciudadanos, por muy diversas razones, no están pudiendo acceder a sus servicios. Pero si la propia comunidad se implica en el desarrollo cultural y social de la ciudad, las posibilidades aumentan de manera muy significativa. La Red de Bibliotecas Públicas de CLM quiere abrir, mediante “Biblioteca Solidaria”, una vía de participación a la ciudadanía para mejorar la vida de todos los ciudadanos. Invitamos a todos a unirse a una nueva opción de voluntariado compartiendo su tiempo y su talento para marcar una diferencia en la calidad de vida de nuestra comunidad.

Biblioteca Solidaria pretende animar a muchos ciudadanos a que participen activamente en su comunidad como voluntarios culturales, demostrando que entre todos y con el apoyo imprescindible de los recursos de las instituciones, podemos enriquecer y reforzar los servicios bibliotecarios y culturales para que lleguen a un mayor número de ciudadanos. Hay muchas posibilidades de colaboración y ayuda que abrimos a toda la ciudadanía comprometida.
La Red de Bibliotecas de Hellín ha programado un curso sobre PAPÁS 2.0
dirigido a Padres y Madres de nuestro municipio que tienen hijos en edad escolar.

Sí tienes dudas  para solicitar la admisión de alumnos 2018-2019, solicitar becas o realizar cualquier trámite en la secretaría virtual de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes de la JCCM.

Biblioteca de la Estación
Jueves, 8 de Febrero 2018
17:30 h.


Se requiere:
Inscripción previa en la Red de Bibliotecas de Hellín

967 541502 Biblioteca Hellín. 9 a 21 h.
967 306248 Biblioteca Estación. 15:15 - 21: 15 h.
informacion@biblioteca-hellin.com

Solicita tus credenciales en tu centro antes del curso:
Usuario y contraseña